A Samsung todavía le es rentable fabricar celulares en Tierra del Fuego

El director de móviles de la empresa coreana en el país habló del contexto económico y de cómo se moverá la industria de los smartphones este 2024.

Tierra del Fuego 18/01/2024 19640 Noticias 19640 Noticias
Celular Samsung

En medio de la crisis económica, la suba del dólar y la inestabilidad que generó el proceso electoral del año pasado, la industria móvil local vendió unos 250.000 smartphones menos que en 2022, pero no fue un año malo para el sector.

Así lo afirmó en diálogo con Infobae Rodolfo Romeo, Director de la división Mobile de Samsung Argentina. Con 64% de share total en el país y más del 80% de los teléfonos más costosos y aspiraciones, los de la gama alta, la empresa coreana es el principal vendedor de móviles en el país desde hace más de dos décadas.

“Fue un buen año para la industria. Se alcanzó un nivel de ventas de alrededor de 8 millones de terminales, hubo muchos lanzamientos y, dado el contexto, hubo mucho consumo. En general fue consumo anticipado y se dio en algunos puntos concretos del año”, destacó el ejecutivo.

Según la consultora GFK, el año pasado se vendieron 8.043.755 de móviles, contra 8,3 millones de 2022, y 8,8 millones del año anterior. Todo muy lejos de los casi 10 millones de 2017, el año récord hasta el momento. A nivel global, en las últimas horas no hubo buenas noticias para Samsung: según el Worldwide Quarterly Mobile Phone Tracker de IDC, Apple terminó en 2023 con una racha de 12 años de la coreana como mayor vendedor de teléfonos inteligentes del mundo. La dueña de iPhone cerró el año con una participación de mercado de 20% contra 19,4% de Samsung.

Ayer la empresa lanzó su nueva línea de alta gama S4 (con tres modelos que en EEUU van a valer entre USD 800 y 1.300), que llegará al país en el primer trimestre de este año y que está enfocada de lleno a la inteligencia Artificial.

– ¿Ese consumo local adelantado que mencionó es lo que “salvó” al sector en 2023?

– No, el año ya venía bien en términos generales, sobre todo el primer semestre. En el segundo las ventas mermaron un poco: entre 10 y 15 por ciento. Pero vimos picos, overshooting de ventas, sobre todo en equipos de valor alto.

– ¿Cómo explica que en un año tan complejo y con tanta incertidumbre el consumo se haya movido de esa manera?

– Los consumidores ven a la tecnología como un resguardo ante los movimientos de la macroeconomía. Pasó con celulares y otros productos. Otra vez: compra de productos anticipada y resguardo de valor. Adquirir hoy un smartphone en Argentina es un resguardo de valor ante alguna situación futura que pueda ya ocurrir. Hasta noviembre hubo mucha incertidumbre, pero no había pasado nada lo suficientemente disruptivo como para que los consumidores dejaran de comprar. La gente reaccionó a cada uno de los lanzamientos y promociones que fuimos tirando.

– ¿Cómo se definen las estrategias de precios en momentos de tan alta inflación?

– Buscamos tener siempre la mejor oferta posible y ver qué planes de financiación podemos sumar. Nuestro “plan canje” funciona muy bien [incluir modelos viejos de la marca para bajar la compra de uno nuevo]. Por momentos, somos más agresivos con las promociones. Y luego está el precio, que sería nuestro cuarto pilar, y ahí sí afecta el dólar. Pero no nos quedamos solo con ese punto. Reforzamos la financiación, las promociones y el plan canje para que las fluctuaciones en el tipo de cambio impactan de la menor manera posible.

– ¿Cuántos móviles vendieron en 2023?

– Nuestras ventas de equipos premium fueron muy buenas: vendimos un 30% más que el año pasado. Lanzamos el S23 y vendimos 1,5 veces más que años anteriores para equipos similares. Con nuestros dos modelos plegables tuvimos muy buena penetración y lanzamos tres notebooks de la serie Galaxy que fabricamos en el país. En términos de share, en móviles premium –los que cuestan más de 700 dólares– tenemos el 80% del mercado y a nivel marca general estamos alrededor de los 64 puntos.

– ¿Son una compañía cuyo objetivo central son los productos premium?

– Tenemos un portfolio que abarca todos los segmentos, pero como estrategia apuntamos al premium y la innovación desde hace más de una década. Las ventas premium son el 10% de nuestra cartera en unidades y representan el doble en facturación. Y dentro de los segmentos que siguen, hay varias categorías de lo que sería el “segmento alto”.

– ¿Cómo va a ser el 2024 para la industria?

– Será un año de transición. Hay incertidumbre y muchas variables a nivel mercado que aún no están del todo claras. Las ventas de la industria se van a contraer un 20% en promedio, según nuestras primeras estimaciones, pero el primer semestre podría ser peor.

– ¿De cuánto será la caída en la primera parte del año?

– Podría llegar a 30 por ciento, pero hay que ver cómo va transcurriendo el año. Hay leyes, cambios, contextos, la parte legislativa y la macro. No tengo certeza aún de cómo el poder adquisitivo de nuestros clientes se va a ver afectado.

– ¿De los anuncios que hizo el Gobierno, como el DNU y el proyecto de Ley Ómnibus, cuáles son los que más impactan en el sector?

– Todavía no hubo anuncios que nos impacten de manera directa. La idea de abrir el comercio es positiva, pero no vemos, por ahora, que tenga un impacto directo en nuestro negocio.

“Los consumidores ven a la tecnología como un resguardo ante los movimientos de la macroeconomía”

– ¿Qué porcentajes de los celulares que venden la empresa son importados?

– Poco. Un 3 o 5 por ciento. Y los otros productos, como televisores, aires, heladeras, mantienen la misma relación.

– ¿Con el anuncio de que no habrá ninguna restricción para importar, el modelo de fabricación en Tierra del Fuego va a seguir?

– Con las condiciones que hoy están arriba de la mesa y la información que tenemos, todavía es conveniente fabricar en la Argentina. Además, el modelo de país apoya la fabricación local. Por el momento es así. Lo que sí está bajando es el nivel de burocracia. Hay una simplificación en el modelo de importación, pero siempre que los importadores vayan por un camino oficial, donde se tribute lo que corresponde, el modelo de fabricación local sigue siendo conveniente.

– ¿Por qué? ¿No conviene importar los equipos directamente?

– Todavía no.

– ¿Y cuándo sí?

– La eficiencia que obtenemos al fabricar en Argentina todavía sigue siendo mayor que ir por el camino de importación directa. En las categorías más grandes, como teléfonos y televisión, es así. Básicamente, por la carga impositiva para importar versus la carga impositiva para trabajar en Tierra del Fuego. Por los aranceles y la carga impositiva.

– ¿Cree que el esquema de Tierra del Fuego va a seguir funcionando?

– Si, pero quizás se redefinan algunas variables, cómo qué productos se harán en la isla. El esquema de Tierra del Fuego es exitoso y creemos que debería continuar. Lo que hay que tener es una mesa de debate sobre condiciones y formas.

– ¿Qué tendría que cambiar para que evalúen modificar el actual modelo?

– El objetivo siempre es tener el producto lo más barato posible. Si algún contexto permite entregar el producto más barato, Samsung lo va a evaluar. Todo lo que reduzca la burocracia es positivo, lo mismo las medidas que fomenten la actividad y la producción. Tal vez alguna categoría que deje de pagar algún impuesto, convenga importarla directamente. Quizás monitores, pero es algo que hay que evaluar. En principio, todas las categorías mantienen su esquema actual de producción.

– ¿Qué opina del contexto económico general?

– Es una transición que va a llevar varios meses. Somos partners del país, apostamos por Argentina y tenemos un negocio a largo plazo. Algo que puede tomar 6 meses es una situación que no amerita cambios en nuestras decisiones estratégicas. Como argentinos seguramente puede haber situaciones dolorosas, pero las compañías hacen lecturas mucho más amplias y de largo plazo. No hay ninguna razón arriba de la mesa para que Samsung deje de apostar por Argentina.

– Realizaron el lanzamiento global de la nueva línea Galaxy S24, los nuevos “tanques” de la marca.

– Son tres modelos S24, S24 Plus y S24 Ultra. Constituyen una nueva era para los smartphones. Teléfonos inteligentes, pero bastante más porque integran inteligencia artificial a gran escala. Es el primer dispositivo que Samsung va a lanzar al mercado con IA.

– ¿Cuál es el cambio disruptivo, los teléfonos en general ya vienen con software que tiene algún tipo de IA?

– Sí, pero esto es otra cosa. El S24 usará la plataforma Samsung Gauss, nuestro propio sistema de inteligencia artificial generativa y también Galaxy AI, un concepto que usa desarrollos propios y otros de Google, que hace Android, nuestro sistema operativo.

– ¿Qué se va a poder hacer con estos modelos?

– Nuestra plataforma tiene tres ejes: Language, Image y Code. Más allá de los tecnicismos, va a permitir hacer traducciones en vivo de una llamada, por ejemplo. Alguien que hable en inglés y que su interlocutor lo escuche en español, en el momento. Vamos a poder hacer un círculo a una imagen online y automáticamente eso dispara un búsqueda en Internet de esa imagen. Se amplificarán las búsquedas de una manera que hasta ahora no conocemos. Otra función: tomar notas automáticas de la grabación de una reunión, por ejemplo, y hacer un resumen de lo que se dijo en ese encuentro, o en el auto resumir mensajes, sugerir respuestas y enviarlas. Esta IA primero estará en el S24, pero luego irá llegando a otros dispositivos. Por muchos años más todo lo que sea innovación móvil va a venir por este tipo de servicios.

– ¿Cuánto van a costar?

– Todavía no estamos hablando de precios a nivel local. Podría estimar que el rango similar a lo que es hoy un teléfono premium de nuestra marca [entre 1,5 y 2 millones de pesos].

– ¿Cuándo estarán disponibles a nivel local?

– Durante el primer trimestre del año vamos a hacer el lanzamiento y los productos van a estar disponibles enseguida.

Fuente: Infobae.

Te puede interesar
Pablo López Silva

“Desde gobierno seguimos con paritarias abiertas con todos los sectores sindicales”

19640 Noticias
Tierra del Fuego 19/02/2024

Lo confirmó el ministro de Educación, Pablo López Silva. Remarcó que “hicimos una propuesta concreta ajustada a los recursos que tiene la provincia y en el marco del contexto nacional”. Destacó que “mientras en la Provincia ponemos en el ingenio, la voluntad y el trabajo para acompañar a los trabajadores y trabajadoras, en el Gobierno Nacional confirmaron que no habrá paritarias ni aumentos para los docentes”.

Martínez Sosa Banner

Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email