Cómo fue el hackeo masivo que expuso los datos de millones de personas casadas infieles

Desde matrimonios rotos, marginación social hasta suicidios, esas fueron las consecuencias devastadoras para muchos de ellos.

Mundo 18/05/2024 19640 Noticias 19640 Noticias
infidelidad
infidelidad

"La vida es corta. Ten una aventura".

Con este eslogan, Ashley Madison sedujo a casados de todo el mundo dispuestos a encontrar fuera de casa la pasión que sentían ya apagada en sus relaciones.

Pero todo acabó mal cuando unos misteriosos hackers revelaron los datos personales y algunos de los más ocultos secretos de 32 millones de suscriptores.

Desde matrimonios rotos y marginación social hasta suicidios, las consecuencias fueron devastadoras para muchos de ellos.

Netflix estrenó esta semana "Ashley Madison: sexo, mentiras y escándalos", una miniserie documental de tres capítulos dirigida por Toby Paton sobre la plataforma de citas más transgresora de la historia.

El hackeo

El portal prometía discreción absoluta, estricta confidencialidad y los más altos estándares de seguridad a la hora de proteger los datos personales de sus usuarios.

Sin embargo, según reconocen exempleados de la compañía en el documental, se trataba de una falsa promesa y la empresa no se blindó lo suficiente.

En 2015, un grupo que se hacía llamar The Impact Team entró en los sistemas de Ashley Madison y extrajo casi toda la información de sus servidores.

Comunicó a la compañía que, si no cerraba su negocio para siempre en un plazo de 30 días, publicaría la información personal de sus usuarios en la llamada dark web o "internet oscura".

Tras varios intentos fallidos de encontrar al responsable -y pese a la contratación urgente de hackers de primer nivel- la empresa no accedió al chantaje ni pudo evitar que The Impact Team cumpliera su amenaza.

Los datos de unos 32 millones de personas filtrados en la dark web incluían nombres, fotografías, direcciones, correos electrónicos y preferencias sexuales.

Un nuevo volcado de datos incluyó imágenes íntimas, números de tarjetas de crédito y más información privada de sus usuarios.

Aunque no hay datos concretos, se sabe que la publicación de la información de usuarios de Ashley Madison rompió muchas parejas y matrimonios en EE.UU. y otros países.

Algunos tuvieron un final trágico, como John Gibson, un pastor y seminarista de Nueva Orleans que enfrentó el rechazo en su comunidad tras revelarse su membresía en la página y acabó suicidándose, según relata su mujer en la miniserie.

Otra pareja aseguró haber tenido buenas experiencias con la página de citas, ya que les ofrecía un aliciente en su relación abierta.

La publicación de la lista de posibles infieles también reveló indicios de fraude por parte de la empresa.

Pese a que aseguraba contar con cerca de un 40% de mujeres, se descubrió que estas apenas representaban una ínfima parte de los usuarios, y además muchas de ellas eran perfiles falsos o bots presuntamente creados por la propia compañía para captar hombres y hacerles comprar créditos.

Además, la página ofrecía a los usuarios que eliminaban sus cuentas la opción de borrar sus datos de forma permanente por US$19 adicionales, pero era falso y estos también se filtraron en el hackeo de 2015.

The Impact Team también publicó correos electrónicos privados del CEO Noel Biderman, que expusieron varias infidelidades pese a que en sus intervenciones televisivas aseguraba, muchas veces junto a su esposa, que él era estrictamente monógamo.

¿Quién creés que es el favorito a ganar la Copa América 2024?

ARGENTINA

URUGUAY

BRASIL

OTRO

Martínez Sosa Banner

Banner Cooperativa Electrica

Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email