Rusia encontró las mayores reservas de petróleo y gas en la Antártida

El hallazgo contiene un volumen estimado de 511 mil millones de barriles de petróleo. Rusia incumpliría el Tratado Antártico si continua con la actividad sísmica y realizara cualquier perforación exploratoria.

Mundo 14/05/2024 19640 Noticias 19640 Noticias
Antártida
Antártida

Rusia ha encontrado vastas reservas de petróleo y gas en la Antártida, gran parte de ellas en áreas reclamadas por el Reino Unido, por Argentina y por Chile. Así lo difundieron los medios británicos the telegram y S&P Global, y por twitter los países que integran los BRICS.

Los estudios son el preludio de la instalación de plataformas de perforación para explotar la prístina región en busca de combustibles fósiles, advirtieron parlamentarios británicos.

Los buques de investigación rusos han informado a Moscú de reservas por un total de 511.000 millones de barriles de petróleo –unas 10 veces la producción total del Mar del Norte en 50 años– , según las pruebas presentadas la semana pasada ante el Comité de Auditoría Ambiental de la Cámara de los Comunes (EAC).

Una medida rusa para evaluar el potencial de petróleo y gas costa afuera en la Antártida puede no señalar el inicio de una carrera por desarrollar el último gran desierto del mundo, pero sí amenaza con deshacer un frágil compromiso político que ha protegido la región durante los últimos años. 60 años.

El estudio geológico estatal ruso, Rosgeologia, capturó 4.400 km de nuevos datos sísmicos en el mar de Riiser-Larsen, frente a la costa de la Tierra de la Reina Maud de la Antártida, a principios de este año, anunció la semana pasada. Rosgeologia dijo que el objetivo del primer estudio sísmico en el área realizado por Rusia desde finales de la década de 1990 era evaluar el potencial de petróleo y gas costa afuera del área utilizando la última tecnología.

A diferencia del Ártico, que está abierto a la exploración de hidrocarburos, los recursos minerales de la Antártida, incluidos el petróleo y el gas, están protegidos por enmiendas al Tratado Antártico de 1959, del que Rusia es signataria.

Dado que el tratado reserva la Antártida únicamente para investigaciones científicas no militares, la admisión de Rusia de que está mapeando depósitos de combustibles fósiles en la región probablemente generará problemas diplomáticos y ambientales por igual.

"La Antártida siempre ha sido un lugar donde los países pueden dejar de lado sus diferencias políticas en interés de la paz y la ciencia y poner en peligro eso sería extremadamente desafortunado en un momento en el que hay tanto conflicto geopolítico", dijo Claire Christian, la ejecutiva director de la Coalición Antártica y del Océano Austral (ASOC), que representa a la comunidad ambiental global en el Tratado Antártico.

La prohibición del tratado de cualquier actividad relacionada con recursos minerales distintas de la investigación científica ha proporcionado en el pasado un resquicio conveniente para los estudios geológicos en la Antártida.

De hecho, varios países han estado cartografiando la estructura subyacente de la Antártida y sus aguas adyacentes con estudios geológicos durante décadas. Pero hasta ahora, ninguno ha vinculado explícitamente el trabajo con la búsqueda de petróleo y gas. Como resultado, la audaz admisión de Rosgeologia podría poner a Moscú en desacuerdo con los otros 53 signatarios del tratado.

Un funcionario de la Secretaría del Tratado Antártico dijo que Rusia no había informado a la Secretaría sobre su reciente exploración de hidrocarburos, pero dijo que no existe ningún compromiso de hacerlo según los estatutos del tratado.

Te puede interesar

Martínez Sosa Banner

Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email