Quién era Lior Rudaeff, el rehén argentino asesinado por Hamas

Tras la confirmación de su muerte por parte de las autoridades del Kibutz Nir Yitzhak, se reveló un mensaje que la esposa de la víctima había publicado recientemente.

Mundo 08/05/2024 19640 Noticias 19640 Noticias
Lior Rudaeff

En la jornada de este martes, la Agencia Judía de Noticias (AJN) informó la muerte del rehén israelí-argentino Lior Rudaeff en manos de la organización terrorista Hamas el pasado 7 de octubre en la Franja de Gaza. Según el informe, "su cuerpo fue secuestrado" el mismo día de su asesinato y sigue en Gaza desde hace 7 meses.

Con sólo 61 años, este argentino, que había emigrado a Israel con su familia cuando tenía 8 años, era sobrino de la ex funcionaria de Mendoza Susana Rudaeff, una médica que estuvo a cargo del Hospital Marcial Quiroga de dicha provincia.

Antes del feroz ataque terrorista del 7 de octubre de 2023, Lior estaba casado con Yaffa, una mujer de origen marroquí, con la que tuvo cuatro hijos cuyos nombres eran Noam, Nadav, Bar y Ben.

Ya en su adultez, se radicó en el kibutz Nir Yitzchak y se ganaba la vida realizando trabajos en agricultura y como camionero. No obstante, estos no fueron sus únicos empleos: también fue médico, conductor de ambulancia de su comunidad y tuvo una fábrica de productos plásticos.

Al momento del atentado, Rudaeff manejaba la seguridad del kibutz, lugar donde residía con su familia. De hecho, fue atacado cuando intentaba defeder a su comunidad. En aquel entonces, envió un mensaje informando que estaba herido y, luego, quedó incomunicado hasta el día de hoy que se confirmó su fallecimiento en manos de Hamas.

Antes de conocerse la noticia, la esposa de la víctima había publicado en Facebook un sentido mensaje para Lior: "¡Siete meses, quiero a Lior en casa! ¡Un mes complejo, tu padre pronto celebrará su 89 cumpleaños, Dagan pronto celebrará su quinto cumpleaños y Shay ya tiene dos meses! El Día de la Independencia es tu festividad y la del difunto Tal. Extrañamos tu energía, extrañamos las reuniones familiares, porque nada es igual sin ti. Amado mío, espera, no perdamos la esperanza ni un momento, y seguiremos luchando hasta que regreses".

Te puede interesar

Martínez Sosa Banner

Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email