19640 Noticias 19640 Noticias

La historia de Abbas Karimi, el paralímpico afgano que nadará en Tokio

Nació sin brazos y escapó de Afganistán a los 16 años. En Estados Unidos pudo empezar su carrera en la natación y estará compitiendo en los Juegos Paralímpicos.

Deportes 24 de agosto de 2021 19640 Noticias 19640 Noticias
abbas-karimijpg

La grave situación que vive Afganistán, con miles de personas huyendo tras la llegada de los talibanes a la capital, Kabul, provocó que los dos deportistas que iban a participar en los Juegos Paralímpicos de Tokio no lo hagan. Sí lo hará el nadador Abbas Karimi, que formará parte del equipo de refugiados.

La taekwondista Zakia Khudadadi y el atleta Hossain Rasouli, cuya participación estaba prevista en Tokio, no concurrirán a la mayor cita internacional del deporte de personas con discapacidad porque no tienen forma de llegar al país nipón.

LA HISTORIA DE SUPERACIÓN DE ABBAS KARIMI

Karimi nació sin brazos y por su discapacidad tuvo una infancia difícil en Kabul. La situación lo llevó a practicar el kickboxing para tratar de hacerse fuerte y defenderse en el colegio de todas las humillaciones a las que se vio sometido. Pero fue en la natación donde encontró un refugio.

Su hermano construyó una piscina de 25 metros para la comunidad cerca de su casa, en Kabul y fue allí donde Karimi se sumergió en el agua por primera vez.

A los 16 años y sin ningún tipo de esperanza en Afganistán decidió irse del país. Primero a Irán y después Turquía, donde permaneció en diferentes campos de refugiados para menores y empezó a competir en natación.

En 2015, Mike Ivers, un exentrenador de lucha libre, lo vio en un vídeo a través de las redes sociales e hizo todo lo posible por llevarlo a Estados Unidos. Tras largas gestiones del Alto Comisionado para los Refugiados de la ONU, el país aceptó su entrada.

Allí pudo empezar a dedicarse a la natación y en 2017 ganó la medalla de plata en los 50 metros mariposa, clase S5, en el Campeonato Mundial disputado en México.

Después de mucho esfuerzo, trabajo y fuerza de voluntad, logró llegar a los Juegos Paralímpicos de Tokio 2021. Su participación se dio después de un entrenamiento de seis días a la semana en el Complejo Acuático de Carter, en Fort Lauderdale (Florida).

Integra el Equipo de Refugiados junto con tres sirios (el nadador Ibrahim Al Hussein, la lanzadora Alia Issa y el piragüista Anas Al Khalifa), el taekwondista de Burundi Parfait Hakizimana y el lanzador de disco iraní Shahrad Nasajpour.

Son el segundo equipo que representa a los más de 80 millones de refugiados en el mundo en unos Juegos Paralímpicos y que se amplía a seis miembros después de que en Río solo compitieran dos.

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email

FreeCurrencyRates.com